Archive | febrero 2006

14 de Febrero…

“Tomados de la mano, erramos por el valle antes que el amor entrara en nuestros corazones. Ocurrió una tarde, abrazados junto a los árboles serpentinos, mirando nuestras imágenes en las aguas del río. No dijimos una palabra durante el resto de aquel dulce día, y aún al siguiente nuestras palabras fueron temblorosas, escasas. Habíamos arrancado al dios Eros de aquellas ondas y ahora sentíamos que había encendido entre nosotros las ígneas almas de nuestros antepasados.
Un cambio sobrevino en todas las cosas.
Extrañas y brillantes flores estrelladas brotaron en los árboles donde nunca se vieron flores. Los matices de la alfombra verde se ahondaron, y mientras una por una desaparecían las blancas margaritas, brotaban, en su lugar, asfodelos rojo rubí. Y la vida surgía en nuestros senderos, pues altos flamencos hasta entonces nunca vistos, desplegaron su plumaje escarlata ante nosotros. Peces de oro y plata frecuentaron el río, de cuyo seno brotaba, poco a poco, un murmullo que culminó al fin en una arrulladora melodía más divina que la del arpa eólica, y no había nada más dulce.
Y una nube voluminosa que habíamos observado largo tiempo, flotaba en su magnificencia de oro y carmesí y, difundiendo paz sobre nosotros, descendía cada vez más, día a día, hasta que sus bordes descansaron en las cimas de las montañas, convirtiendo toda su oscuridad en esplendor, y encerrándonos como para siempre en una mágica casa-prisión de grandeza y gloria.”

Una vez les dije que les contaría de qué trataba Eleonora, de Edgar Allan Poe… me pareció mejor dejarles un pedacito… ¡Feliz Día! 😉

Dejad que los niños se acerquen a mí…


Madre con voz dulce y mirada de tierna ilusión…
– Mariana, ven, vamos a escribirle tu carta al Niño Jesús y la amarramos a un globito que se la lleve al cielo…
Niña -de 2 años- con cara de intriga
– No mami, peta tefono (Traducción: No mami, préstame el teléfono)
Niña muy entretenida “jugando” con el aparatico…
– Ya mami, toma.
– ¿Qué hiciste, Mariana?
– Mechaje a ñiño echú.

Niña fastidiada en el carro, en el camino de vuelta a casa (un 14 de Enero)…
– Papi, peta tefono
El padre lo piensa, pero al final la deja jugar con el teléfono
(“Conversación”) – Aló? Sí… ajá… ok, chao
– Mariana, ¿con quién hablabas?
– Con ‘dina patoa’ (Traducción: Con la Divina Pastora)
(¡!)