Archive | mayo 2007

Si te lo llevas “sin permiso” pero lo devuelves NO es robo…


Resulta que hay una compañera que está en preparativos de boda, corre-corre aquí, compras por allá, pagos, pagos y más pagos, para que todo le salga tal como ella y su futura ‘víctima’ esperan… entre sus nuevas ‘manías’ tiene la de revisar casi a diario su cuenta bancaria, en la que tiene lo que ha logrado reunir para el magno evento, y ver como va distribuyendo sus fondos y todo el cuento (de más está decir que ya tiene unos cuantos milloncejos ahorrados).
Lo cierto es que hace unos días en la mañana ella, al apenas llegar a la oficina, se dispone a hacer el rutinario chequeo on-line de su dinero y se da cuenta que le falta ‘alguito’. Antes de entrar en pánico decide primero llamar a su novio (quien trabaja en el banco donde ella tiene ese dinero) para asegurarse si fue él o no el que hizo la transacción de ese ‘alguito’; él confirma por su lado y devuelve la llamada con la fatídica frase “Nos robaron” :s (ah, olvidaba decir que el famoso ‘alguito’ constaba de 4 MILLONES! 850 mil bolívares).
Gracias a esta manía de revisar su cuenta bien temprano y a que su novio trabaja en ese banco, lograron hacerle seguimiento a la transacción (cuyo destino era otro banco), bloquearla y recuperar esos reales antes de que fuera demasiado tarde.
Creerán que esto acabó aquí, pero no, lo realmente insólito e indignante vino después: Los del banco no pueden ir a otra entidad a averiguar de buenas a primera datos sobre los titulares de cuenta y ver si hay alguna irregularidad, para eso deben llevar la denuncia formulada ante la PTJ (o CICPC, o como se llame) y en esa otra entidad les permiten revisar la información que necesiten. Mi amiga va a la policía, por recomendación de los de su banco, a poner la denuncia del caso y ver si puede contribuir con evitar otro caso parecido, la respuesta en la policía fue: “No le podemos procesar esa denuncia, porque como le devolvieron su dinero pues ya no hace falta” (PLOP!).

Es decir (a ver si entendí):
1.- Como estas situaciones son el pan nuestro de cada día, ya no hay que tomarse la molestia de poner la denuncia porque ¿para qué hacer algo si ya son tantos los casos, verdad?
2.- Ahora hay que dejarse robar para que los cuerpos de (in)seguridad hagan como que mueven un dedo, claro, entre tanto papeleo y trámite al parecer no les da tiempo de ‘empezar’ a moverse.
ó 3.- Si yo agarro un carro, por ejemplo, me lo llevo, voy a la playa en él, le doy la cola a todo el mundo, pero al final lo devuelvo, ¡¿no me pueden hacer nada, pues ya no haría falta, verdad?!

Anuncios

El amor en tiempos de Gtalk imaginario…


Se desarrolla una conversación imaginaria entre una pareja imaginaria a través de un chat imaginario.
Ella le comenta acerca de su cambio de trabajo, con mejoras salariales y demás, a él le contenta, lo toma como una muy buena noticia y agrega:
Él: bueno princesa, me contenta mucho, ahora ya nos podremos casar jejejeje
Ella: jajajaajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
Él: Por qué te ríes? …es en serio amor… pero a futuro… quiero que seas mi novia-esposa, la madre de mis hijos
Ella: por messenger no se valeeeee!!!! trampaaaaaaaaaaaaaa!!!!!!
Él: bueno, la intención es lo que cuenta 😉

Cruel… imaginario, pero cruel =p

Tips para narrar experiencias esquizopédicas…


1.- Vuélvanse adict@s a cualquiera de las propuestas gráficas reseñadas en Esquizopedia, ya sea copiándolas tal cual se muestran o personalizándolas según sean sus gustos… en mi caso, elegí descargar, personalizar, imprimir y armar unos Readymech.

2.- Fotografíen el resultado final y publíquenlo en Flickr (eso sí, asegúrense que alguno de los esquizopédicos esté entre sus contactos), con lo que recibirán una invitación (in)formal a escribir acerca de la experiencia… en mi caso, descargar, personalizar, imprimir y armar muñequitos de papel.

3.- Escriban su respectivo post… el estilo de redacción es libre, tal y como lo escribirían en sus blogs (las palabras subidas de tono serán reguladas, por ser Esquizopedia un blog para todo público), agregándole fotos y enlaces y todas esas cosas que se pueden hacer en los bloss.

4.- Envíenlo al correo que debieron hacerle llegar en la invitación (in)formal (ver #2) y… esperen… esperen… esperen.. esperen…

5.- Su post pasará por: la Sala de Redacción de Esquizopedia, se discutirá en comité editorial, de allí pasará a la Junta Directiva, luego al Comité de Censura que velará que el post cumpla con los elementos clasificados respectivos (lenguaje, salud, sexo y violencia según el horario a publicar) y por último confirmarán que el número de RIF y del certificado PNI sean legales y correctos… en mi caso, el ‘trámite’ se realizó en 12 días hábiles* (de verdad, los conté y todo), claro, a diferencia de un banco u organismo público, no tuve que reenviar el post 32 veces porque le faltaba alguna firma o sello o algo así.
(*) Ese tiempo puede variar según lo extenso del post y la cantidad de imágenes y enlaces que lo acompañen, así que les recomiendo que sean breves, concisos y no compliquen mucho el asunto.

6.- Finalmente, cuando crean que la ansiedad y la impaciencia les va a comer el cerebro… voilà!

Félix, Inti, Hugo… GRACIAS TOTALES! 😀